No puedo dormir

Una de mis hijas por fin lo ha conseguido, tras despertarme por enésima vez, ha conseguido desvelarme. Ya no puedo volver a dormir. ¡Gracias hijita, haré algo productivo!.

Bien, como mi madre dice “la casa no se puede empezar por el tejado”. Antes de enseñar los, hasta ahora, pocos trabajos de scrap que voy realizando, os voy a contar los materiales más básicos con los que se puede empezar.

Lo primero que voy a tratar es que el scrap engloba no sólo personalizar tus álbumes de fotos, hasta el punto en que tu mismo te fabricas la carcasa del álbum, sino también todo tipo de decoración diversa para el hogar. Como puede ser alterar un bote de cristal, una botella, un llavero…, todo lo que se nos pueda ocurrir. El límite está en la imaginación de cada uno.

Bien, dicho esto, los materiales fundamentales son: papeles, tijeras, pegamento y todo aquello que te apetezca poner a la hora de decorar tus álbumes. Particularmente, a mí me recuerda a cuando iba al Instituto y me personalizaba las agendas y las carpetas. Cogía fotos de un lado, de otro, de actores y me creaba unos collages bastante resultones.

Una vez metidos más en materia, para los que tengan la desgracia de que les gusten las cosas monas como a mi, (atentos a esta frase que oiréis muchas veces pero nunca jamás querréis hacerla como vuestra, jejeje), este mundo va a ser vuestra perdición. Creo que enumerándolo y comentando un poquito cada material lo vamos a ver más fácil.

1º.-Lo que podemos como considerar como principal es una buena tabla de corte, auto-cicatrizante. (Mi amorzote llegado este punto en el que supo lo de la dichosa tablita, se volvió loco haciendo cortes para ver si era verdad. Doy fe en que la tabla sigue como el primer día…, tras mucho que se empeñe mi media naranja).

2º.-Una regla. Aquí es casi imprescindible que sea de metal, mucho mejor que las de plástico. La razón: al cortar con el cúter evitaremos llevarnos una porción de la regla cada vez que lo hagamos… Me ha pasado.

3º.-Un cúter. Si es de precisión, y de los que se puede cambiar a posteriori la cuchilla, mejor. Hay que tener en cuenta que una vez que se decide a invertir en un determinado material lo mejor que se puede tener en mente es lo siguiente: “gasta como un rico y mantenlo como un pobre”. Es decir, corderillos mios, más vale si tenemos que ahorrar unos meses en comprarnos una buena herramienta, pero hacer el desembolso de una sola vez, y después cuidarlo como si fuese de oro. Yo, en mi tierna experiencia, me compré una cizalla muy baratilla, tanto que asustaba, y …, así ha salido. Cada vez que la veo me da un espanto… Pufff.

4º.-Unas tijeras. Si pueden ser de las más afilidas que tengais por casa mejor. También, poco a poco iréis comprando tijeras con bordes, las venden en los chinos, muy baratas y muy monas.

5º.-Una plegadora. Aquí, como en todo, hay varias opiniones. La función de la plegadora, es la de hacer dobleces lo más limpio posible, sin arañar el papel. Hay quien dice que con una regla se apaña. Hay quien dice que sin la plegadora no sabe vivir… Dramatismos aparte, yo soy de la opinión de que una vez que la usas es una maravilla. Me parece indispensable. Pero, para quien no pueda o no quiera, una regla con un buen borde, vale.

6º.-Pegamento. Aquí llegamos ya a una de las materias básicas que vamos a tener que usar siempre. El pegamento, yo uso el de barra de toda la vida, pero también la cola blanca, que es muy buena. El Glossy, es un pegamento que además de su función, si lo ponemos encima de alguna decoración y lo dejamos secar da efecto volumen.

7º.-Cinta de doble cara. Hay un juramento oculto de todo scrapero que dice que “juramos sacar de pobres a todos los fabricantes de cinta de doble cara”.

8º.-Papeles de colores, lisos, estampados. Lo que más nos guste para nuestros proyectos en ese momento.

9º.-Bolígrafos, rotuladores, lápices de colores. Esto es básico. Luego podemos añadir lápices acuarelables para pintar imágenes o sellos. A partir de aquí comienza todo lo que puede ser o no imprescindible, o prescindible como diría Rambo, para realizar el scrap.

  • Troqueladoras de formas, de bordes, de esquinas.
  • Sellos
  • Tintas
  • Abalorios de madera
  • Flores
  • Tags
  • Cintas de colores
  • Herramientas más precisas como una encuadernadora. Las dos fundamentales son la Bind it all y la Cinch.
  • Herramienta que pone ojetes que se llama Crop a dile.
  • Blondas
  • Pegatinas
  • etc etc etc

Para que veais mi primer trabajo os voy a poner una imagen. Estaba muy “entusiasmada”, como diría el amigo de Vicky el Vikingo, y le hice una tarjeta a una futura mamá del colegio. La cosa fue así:ImagenImagen

Imagen

Como veis no necesité mayor cosa para hacer una tarjeta, por lo menos, que no encontraremos otra igual a donde quiera que vayamos. Para mí eso es lo importante. Lo exclusivo. Es un trabajo que todavía faltaba y me falta mucho por pulir, pero que con amor, sale muy bonito y es agradecido.

Los materiales que utilicé fueron papeles de diversos colores. El punto de libro que le añadí a la tarjeta está en cartulina blanca. Sobre ella hay un sello de Forever Friends, un poco de cinta adhesiva de colores, o como veréis que se llama mucho Washi tape. Una cinta que envuelve toda la tarjeta para cerrarla y algunas figuras recortadas.

Cuando hice esta tarjeta no tenía la Crop a dile, me hubiese facilitado la labor a la hora de hacer el agujero para la cinta, pero tampoco me fue imprescindible.

Para despedirme por hoy, porque parece que Morfeo se está acordando de mí…, os dejo con una foto de los materiales que os he nombrado (le he cogido el gusto a esto de las fotos). Una cosa, para los que sois novatillos como yo en esto del scrap, hay multitud de tutoriales en youtuve de personas super expertas y maravillosas, además de blogs donde hay miles de ideas. Yo sólo quiero facilitar con mi humilde contribución un poco las cosas. Me gustaría, si puedo, tratar cada material en un punto aparte, espero poder hacerlo y no liarlo más. Si tenéis cualquier dudilla, aquí estoy.

Muchos besotes para todos y abrazos para todas… jejeje

Imagen

Anuncios

No hay mal que por bien no venga

Bien dice la sabiduría popular, y a ella me referiré a menudo, que “no hay mal que por bien no venga”.


     Soy una persona bastante positiva y creo a pies juntillas en este refrán. Poco a poco iremos viendo por qué.


     ¿por donde empezar un “blog”, es como un diario, es como un manual de cosas a compartir? parece de todo un poco puesto que los he visto de temáticas únicas y otros muy variados.


     Lo que será el mío es una vía de escape, una terapia, que no peligrosa, de mi día a día. 

No es más duro que el de muchos pero sí más que el de otros. 


     En fin, empiezo hablando un poco de mi misma, ya que me tengo cerca.


     Nací un día 2 de enero, pobrecita mi madre, qué frío tuvo que pasar con el madrugón, de 1973. En Madrid. Debo ser de las pocas gatas que aún quedan.


    Lo cual, aunque parezca que no, me creó un trauma infantil. En verano se iba toda mi clase al tan amado “pueblito bueno” del anuncio de Acuarius, y yo no. Me cogía unos enfados terribles por no tener pueblo. Era algo que no entendía.


    Con los años lo superé. Me busqué un marido que sí tenía “pueblito bueno” jejeje.

A lo que iba, tengo un marido que es mi ángel de la guarda. Tengo 3 niñas que son mitad Madre Teresa de Calcuta y mitad Jack el Destripador.Tengo cáncer de mama. Si ya sé que llegados a este punto casi todos abrireis los ojos como platos, pero, por favor, nada de dramatismos. Y tengo una afición que me está llevando por una paz interior que hace tiempo no recordaba. Desde que dejé de ver la saga de la Guerra de las Galaxias no me encontraba tan Jedi. Jejeje.


     El caso es que llevaba durante más de un año siguiendo blogs y videos de youtube con respecto al scrap, y manualidades. Poco a poco me fuí haciendo con el material imprescindible (creo que al final más del necesario) y empecé mis pinitos.

Me gustaría dejar esto aquí para cualquier otra persona que se vaya a ir animando en esta actividad. 


     No sé dónde terminará, pero, ¿quién lo sabe? De momento, me gusta y voy a centrar la cantidad que tengo de tiempo libre, porque mira que llego a tener tiempo libre, una barbaridad oigan, en esta actividad.


     Creo que la entrada de hoy la terminaré aquí, perdonad si he puesto mucho rollo, no sin antes mencionar un monólogo que me encanta, (por cierto, un día tengo que hacer temática de diálogos/monólogos interesantes en el cine), de Blade Runner, el “robot” Roy a punto de morir:


“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orion. 

He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta Tannhäuser.

Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia.

Es hora de morir”.


Todo esto con la excelentísima voz de Costantino Romero.


   Bueno, mis chulaz@s, hasta la próxima entrada, que será más ligerita y divertida.


Besotes. 

Imagen